Homenaje a un maestro, y a una forma de entender la buena arquitectura.

Antonio Javier Siles Conejo (3 Posts)

Arquitecto técnico y project manager por la Universidad Politécnica de Valencia. Máster en edificios inteligentes y construcción sostenible. Especializado desde mis inicios profesionales en la arquitectura respetuosa con las personas y el medio ambiente en el que habitan, decidí dar un complemento a mi formación orientando mis esfuerzos hacia el cómo, cuándo y a qué coste. Convencido de que una buena idea y/o proyecto nunca llegan a buen puerto sin una planificación eficiente, una buena dirección y gestión de los recursos siempre escasos, además de con una adecuada motivación y coordinación de los más valiosos de éstos,… las personas. ¿Mi pasión?, dedicar todo mi esfuerzo a hacer realidad los sueños de quienes me rodean. ¿Mi auténtica aspiración en la vida?, ver crecer a mi hija feliz y segura de sí misma. ¿Un defecto confesable?, no soporto la arquitectura que sólo entra por los ojos.


spaininsulation homeContinuamente escuchamos en los medios y foros especializados que en nuestras latitudes mediterráneas no tenemos un  problema energético grave. Ello se refiere en esencia a un consumo energético desmesurado que se derive en unas facturas efectivamente elevadas, con respecto a  la media comparable.  La contabilidad ambiental así lo defiende, al manejar bases de datos que tienen en cuenta temperaturas medias, humedades relativas medias, así como otros valores, … medios. Pero, qué pasa  con los valores menos medios, ó incluso los puntuales?. Si algo nos enseña la arquitectura tradicional mediterránea,  es la capacidad de adaptación puntual a la situación climática cambiante y con visos de extrema, incluso dentro de la misma jornada.

Deberíamos leer el mensaje que nos ofrece aunque en lengua de signos nuestra arquitectura tradicional.  Es esta la que con sus gruesos muros, sus sistemas de sombreado totalmente ajustable a las condiciones ambientales, junto a sus huecos exteriores e interiores magistralmente estudiados, en forma de lucernarios, patios, maravillosos patios provistos de vegetación y agua, implícitamente nos está hablando de variables físicas tan necesarias como la inercia térmica y la generación de microclimas de confort por refrescamiento evaporativo, ventilación convectiva pasiva y enfriamiento gratuito, … otros.

Aún suenan en mi mente las argumentaciones arbol sombradel maestro Rafael Serra Florensa, quien lamentablemente ya no se encuentra físicamente entre nosotros, … gran baluarte de la investigación técnica avanzada en acondicionamiento ambiental,  aunque con la mirada siempre instruida en un profundo conocimiento de la tradición constructiva mediterránea,  entre otras. Rafael concluía muchas de sus lecciones con una reflexión omnipresente e universal, que desde el cariño y respeto hacia su legado me apetece y atrevo a versionar como sigue:

La verdadera arquitectura se puede hallar sentado, a los pies de un buen árbol con su sombra siempre agradecida bajo el estío. Y a ser posible con los ojos cerrados, … dando paso de este modo a los sentidos realmente valedores del confort ambiental.

Arquitectura y Climas fue una de sus más reconocidas obras, otorgándole el papel que se merece al confort, auténtico “santo y seña” de  Spain Insulation, quien tan amablemente me presta su foro para elevar al universo internauta mi más sencillo, humilde y sentido homenaje a un verdadero maestro.

Desde el recuerdo a Rafael , … un abrazo para todos.

(2071)

Acerca de Antonio Javier Siles Conejo

Arquitecto técnico y project manager por la Universidad Politécnica de Valencia. Máster en edificios inteligentes y construcción sostenible. Especializado desde mis inicios profesionales en la arquitectura respetuosa con las personas y el medio ambiente en el que habitan, decidí dar un complemento a mi formación orientando mis esfuerzos hacia el cómo, cuándo y a qué coste. Convencido de que una buena idea y/o proyecto nunca llegan a buen puerto sin una planificación eficiente, una buena dirección y gestión de los recursos siempre escasos, además de con una adecuada motivación y coordinación de los más valiosos de éstos,… las personas. ¿Mi pasión?, dedicar todo mi esfuerzo a hacer realidad los sueños de quienes me rodean. ¿Mi auténtica aspiración en la vida?, ver crecer a mi hija feliz y segura de sí misma. ¿Un defecto confesable?, no soporto la arquitectura que sólo entra por los ojos.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitamos utilizar las cookies para una mejor experiencia de usuario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.